Delgado anciana

Titfuck marrón..

Prostitutas buenisimas condenado a años de cárcel por marcar a prostitutas con códigos de barras

prostitutas buenisimas condenado a años de cárcel por marcar a prostitutas con códigos de barras

Este último es quien mantenía secuestrada a la joven de 19 años que intentó escapar y su tío, según la Policía, le había aconsejado que la atara con cadenas a un radiador y que no le diera de comer. Los agentes seguían los pasos de un clan, integrado por diversas personas de origen rumano, que obligaban a las mujeres que ejercían la prostitución en el polígono Marconi de Madrid a facilitarles parte de sus ganancias. De acuerdo con las investigaciones policiacas, el primer grupo de esta red la dirigía un ciudadano rumano de nombre Iancu. La mujer, que estaba retenida en un piso de Valdemoro, presentaba múltiples lesiones de diversa consideración, fruto de los golpes y latigazos a los que había sido sometida, así como un código de barras tatuado en su muñeca con la deuda contraída con el clan. Los hechos relatados en la sentencia cuentan cómo los integrantes de la banda obligaban a jóvenes de origen rumano, algunas de ellas menores cuyas familias se encontraban en difícil situación económica y que no sabían leer ni escribir, a ejercer la prostitución en Madrid. Obligaba a jóvenes de origen rumano a prostituirse y las marcaba con tatuajes y códigos de barras. El proxeneta llegó incluso a grabar algunas de estas torturas, tal y como relataron algunas de las menores que fueron sus víctimas y que luego se convirtieron en testigos protegidos contra sus captores y torturadores. "Maletas "bultos" o "bicicletas" eran algunos de los términos utilizados por los proxenetas para referirse a las mujeres que tenían bajo su control, ha informado la Policía Nacional en un comunicado. Además de él hay otras 13 personas, entre las que se encuentra la esposa, hija y otros familiares del principal encausado, a quienes les imponen penas de entre uno y 31 años de cárcel por los citados delitos. Esta red de proxenetas estaba dirigida por Iancu., quien tenía en vigor una orden de busca y captura emitida por Rumanía por delitos de esta misma naturaleza. Las investigaciones realizadas permitieron la desarticulación de otro clan, también de nacionalidad rumana y liderado por Iulan., con antecedentes en España por falsificación de documentos, y sobrino del cabecilla de la otra organización. En los registros los agentes intervinieron tres armas de fuego, sables y machetes, unos 140.000 euros, más de la mitad oculto en un doble techo de la casa de uno de los cabecillas, gran cantidad de joyas, cinco vehículos y material electrónico de última generación. Las redes, que obligaban a las mujeres a ejercer la prostitución en el polígono Marconi, en la calle Montera y en diversos clubes de alterne de la región, alquilaban pisos, denominados "tonas donde se realizaban los servicios y que eran vigilados por algunos de sus. Con la colaboración de la Policía Municipal de Madrid, se pudo comprobar que los proxenetas se repartían la zona de la calle Montera por sectores donde distribuían a las mujeres y prohibían a otras que ejercieran la prostitución en ese lugar, por el que los. Los sujetos, organizados en dos grupos, se caracterizaban por torturar cruentamente a las mujeres que tenían a su disposición, la mayoría de ellas de nacionalidad rumana, a quienes sometían a diversas agresiones físicas que iban de golpizas inhumanas a cortarles el cabello y las cejas. El Tribunal Supremo ha condenado a 44 años de cárcel a Iulan., de origen rumano, por delitos relacionados con la trata de blancas y hechos cometidos sobre mujeres, algunas de ellas menores, a las que obligaba a prostituirse y llegaba a marcar con tatuajes. Que en su país de origen fue condenado a 5 años de prisión por el delito de proxenetismo. Como regularmente sucede en estos casos, Iancu atraía a sus compatriotas con falsas promesas de empleo en territorio español y, una vez ahí, las sumía en el infierno de la prostitución. El alto tribunal rechaza todos los argumentos de los recurrentes y señala en sus fundamentos jurídicos que las pruebas son suficientes como para imponer las condenas, entre otras razones porque el propio inculpado reconoció algunos de los malos tratos durante el juicio. Tras tener conocimiento de la situación, los agentes pusieron inmediatamente en marcha un dispositivo policial para rescatar a la mujer y proceder a la detención de todos los miembros de la organización.

Prostitutas buenisimas condenado a años de cárcel por marcar a prostitutas con códigos de barras - El

Ocho personas fueron detenidas en el momento de la liberación y, tras realizar registros en otros cuatro domicilios de los dos clanes en Madrid capital y en Getafe, se arrestaron a otras catorce personas. Las pruebas definitivas están constituidas, dice el tribunal, por las declaraciones de las testigos protegidas, corroboradas por la Policía, por informes médicos y por otros elementos colaterales. El control de las jóvenes era ejercido mediante violencia extrema y recursos como tatuar en la piel de las mujeres señales que las marcaban como ganado y, así, les grabaron el apodo del proxeneta Nelutu o las cantidades que una de las chicas adeudaba. El Supremo destaca "el espeluznante comportamiento" del condenado, un ejemplo "paradigmático" de la circunstancia agravante de ensañamiento: "Complacencia en el sufrimiento causado a la víctima satisfacción de instintos perversos y voluntad decidida de "causar males innecesarios" y "máximo dolor y sufrimiento". prostitutas buenisimas condenado a años de cárcel por marcar a prostitutas con códigos de barras

Videos

Prostitutas buenisimas condenado a años de cárcel por marcar a prostitutas con códigos de barras - Códigos de barras

El Tribunal Supremo ha condenado a 44 años de cárcel a Iulan. Que marcaba a prostitutas con códigos de barras como si fueran ganado. A marcar con tatuajes y códigos de barras, como si fueran ganado.

Vigo: Prostitutas buenisimas condenado a años de cárcel por marcar a prostitutas con códigos de barras

A quienes les imponen penas de entre uno y 31 años de cárcel por los citados delitos. Códigos de barras para marcar a las prostitutas. De sus víctimas, una joven rumana de 19 años que permanecía secuestrada en un piso.

Prostitutas buenisimas condenado a años de cárcel por marcar a prostitutas con códigos de barras - Prostitutas Culturistas Prostitutas

Algunos miembros de la red se dedicaban a otras actividades delictivas como el tráfico de sustancias estupefacientes, hurtos al descuido a los viandantes o a clientes, robos con fuerza o receptación. Este hombre contaba con la colaboración de otros hombres y algunas mujeres de confianza que, además de ejercer la prostitución, controlaban al resto. A una prostitutas buenisimas condenado a años de cárcel por marcar a prostitutas con códigos de barras de las jóvenes, que se fugó de la red y fue hallada por los sicarios en la Casa de Campo, la mantuvieron secuestrada, atada a un radiador y sin comida, durante varios días, además de golpearla, rociarle el rostro con material irritante. En la operación la Policía ha liberado a una de sus víctimas, una joven rumana de 19 años que permanecía secuestrada en un piso de Valdemoro (Madrid) por haber intentado escapar y que, además de sufrir golpes y latigazos, fue marcada con un código. Por otro lado, un sobrino del hombre, Iulian., siguió después los pasos de su pariente, aunque con un grado mucho mayor de crueldad hacia las mujeres que mantenía cautivas, entre las que se encontraba una joven de 19 años que luego de un primer.

0 Respuestas a “Prostitutas buenisimas condenado a años de cárcel por marcar a prostitutas con códigos de barras”

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos requeridos están marcados *